Se trata de una restauración que se está realizando para optimizar el funcionamiento del sistema de trolebuses de Tamse.
Comenzó una obra histórica desde la gestión Martín Llaryora, para la recuperación de dos circuitos alimentadores de las catenarias, a través de las cuales obtienen la energía eléctrica estos vehículos de transporte público. Incluye el tendido de 1600 metros de cables subterráneos.
El objetivo es que luego que estuviera en desuso hace más de 20 años, se pueda mejorar el funcionamiento del sistema de trolebuses de nuestra ciudad y pueda seguir creciendo el servicio de la empresa municipal.
La obra que se está ejecutando en el centro, es la de la recuperación de dos alimentadores de baja tensión que alimentan una parte de las líneas aéreas de la zona céntrica de donde toman energía los trolebuses (llamadas comúnmente catenarias). Los circuitos (5) y (6) de la subestación transformadora que se encuentra en la Plaza de los Niños, en la calle Jujuy entre la Av. Colón y calle 9 de Julio, los mismos alimentan las Catenarias en el área del centro.
Estos quedaron fuera de servicio hace más de veinte años, para solucionar provisoriamente el problema se realizaron puentes eléctricos aéreos en las catenarias, con lo que se produjo un trabajo forzado en los demás circuitos, estos comienzan a mostrar secuelas por el trabajo forzado (baja tensión, recalentamiento en algunos bornes, etc.) pudiendo producir un fallo en todo el sistema.
Por lo que esta obra tiene una importancia fundamental para la continuidad del funcionamiento del sistema
Otro de los beneficios que nos acarrea la obra ejecutada es que nos permitirá ir desconectando los circuitos en servicio hoy en día para poder ir solucionando el deterioro producido en los mismos, con el objetivo de sanear el sistema subterráneo.
La obra va a durar aproximadamente 10 días, más el tirado del cable y luego la reparación de vereda para concluir con el trabajo correctamente. Es decir, se estima una duración de dos semanas para que esté finalizada la misma.